Es un proyecto expositivo que ha surgido gracias a la colaboración con la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia con el objetivo de poner en valor los beneficios que, para la salud, conllevan el arte y la cultura. Las paredes de la planta sótano y cuarta planta del Hospital General de Segovia lucen, desde el día 10 de junio, un conjunto de veintiséis reproducciones de obras de Esteban Vicente pertenecientes a la colección permanente del Museo, que giran en torno a la capacidad expresiva del color.

En este recorrido por el Museo, mostramos las obras originales de Esteban Vicente seleccionadas para aquel proyecto colaborativo, que nos permite rastrear cómo el artista no registraba lo que veía, sino lo que le hacía sentir lo que veía. Su obra es una acumulación interior de sus experiencias visuales. A través de su paleta de color sugiere la luz del sol, la vegetación, el agua, el aire, el cielo. Son obras compositivamente ricas, de colores intensos, algo suavizados, de luz ardiente y atmósfera tranquilizadora, que invitan a una meditación contemplativa.

Uno de los elementos fundamentales de la creatividad de Esteban Vicente es el color, sobre el que decía: “El color no debe ser mudo, el color debe sonar. Mediante la observación descubrirás y verás”. Al hilo de esta sentencia, se ha propuesto, para el Hospital de Segovia, una exposición en la que poder sumergirnos en los universos de color creados por Esteban Vicente, y las sensaciones y emociones que éstos pueden transmitir, gracias a la cualidad del color de convertirse en un medio de comunicación e interacción.

El color tiene la capacidad de estimular nuestro cerebro de distintas maneras. Ya en las culturas china y egipcia, se sirvieron del efecto del color para sanar y favorecer estados de conciencia. El color se asocia al estado de ánimo. Por su carácter subjetivo, cada color tiene un significado en nuestro subconsciente. El color es un concepto vital que nos conduce a una percepción que trasciende los límites de la realidad. Cada color tiene la capacidad de expresar algo y el espectador le aporta un significado. Es común que las personas encontremos complicado expresar nuestros sentimientos a través del lenguaje, pero la mayoría somos capaces de mostrarlos a través de los colores y su simbolismo.

La exposición se divide en seis secciones: rojo, azul y amarillo, en la sala 2 del Museo, y  verde, naranja, rosa, ubicados en la sala 3. El pasillo de la planta baja acoge una séptima, que constituye una sinfonía de color.

¿Qué sensaciones o emociones provocan los colores? ¿un mismo color puede provocar sensaciones positivas y negativas al mismo tiempo? ¿cómo han sido tratados los colores a lo largo de la historia del arte?  A partir de esta propuesta, lo descubriremos.

Sala 2
Sala 3
Sala 3